28 de diciembre de 2007

De belleza y belleza

Cuando conocemos a alguien por primera vez es inevitable que nos fijemos en su físico (eso que algunos llaman belleza exterior). Con esa imagen exterior a menudo nos creamos una imagen de su interior. Después, con el tiempo, vamos descubriendo si esa imagen interior que habíamos creado se corresponde con la exterior o no. A partir de allí podemos obtener una imagen interior mejor, peor o simplemente distinta de la que habíamos creado a priori. Creo que ésta es la parte más interesante de cuando conoces a una persona (especialmente del sexo opuesto, si eres heterosexual, como yo).
La verdad que he tenido pocas relaciones pero de muy diferente origen: empecé con uno porque surgió atracción física (no sé si calificarlo de amor a primera vista), empecé con otro porque le fui conociendo poco a poco y me precía buena gente, empecé con otro porque le fui conociendo y vi que era casi casi como yo en versión masculina, empecé con otro porque tenía necesidad de compañía (error fatal, nunca nunca mais). Así pues, en algún caso fue por delante la belleza exterior y en algún otro la interior.
Lo curioso para mí es cuando te atraen dos personas (¿hombres debo de llamarles?) a la vez: uno por su físico, no espectacular, pero sí interesante; el otro por su manera de ser, de hablar, de pensar. Ninguno de los dos es bello al cien por cien: o le falta una parte o le falta la otra, aún así la belleza que tienen más desarrollada hace que se desarrolle más la otra. Me explico: el que demuestra tener una gran belleza interior puede parecer más bello exteriormente de lo que es. Al revés ya lo veo más complicado...
En fin, ya ha llegado un momento en este post que no sé ni lo que me digo (no me extraña). Quizá estas frases digan más que yo en muchas líneas:
"La belleza del cuerpo es un viajero que pasa; pero la del alma es un amigo que queda." (Diego de Saavedra Fajardo)
"La belleza no mira, sólo es mirada." (Albert Einstein)
"La belleza que atrae, rara vez coincide con la belleza que enamora." (José Ortega y Gasset)

7 comentarios:

Allen dijo...

Vaya... una reflexión interesante. Coincido contigo en dos cuestiones esenciales: nunca una relación por tener necesidad de compañía (me ha sucedido y fue un gran error); y que hay que darle más importancia a la belleza interior que a la exterior.

Asimismo, aprovecho para advertir de que me produce temor la frase de José Ortega y Gasset, pues en mi caso, mi chica cuenta con uan belleza que me atrae... de manera extraordianria, y estoy seguro que estoy locamente enamorado de ella... Por lo que algo falla...
No sé, intentaré despejar las dudas...

Un saludo.

CaprichosaMafalda dijo...

Eo!!!

Soñadora!!! Si, niña he estado de vacaciones sin avisar!LO SIENTO!!!

FELIZ NAVIDAD!!! Espero que todo haya ido muy bien. No me he podido leer todos tus post, pero puedo decirte que a mi me ha tocado algo en un décimo que teniamos a medias un chico del curro, una chica y la menda. 40 leuros por cabeza. Que hacen un total de 120 leuros...
Ai!!! Si lo hubiéramos sábido antes... nos hubieramos comprado uno cada uno!!!!

Petunicus!!! Intentaré leerme todos tus post, eh?!

Miguelo dijo...

las frases del final son muy buenas. si hago otro post como el q hice de perlas de sabiduria pondre alguna.

y sobre lo q dices en post no puedo estar mas deacuerdo.

besoss

bebita dijo...

Si tienes un amig@ fe@ tú lo verás siempre más guap@ que alguien que no lo conoce, porque su interior se refelja en su carita. Un besazo! Y a soñar!!

NuRieta dijo...

Gran reflexión para estas alturas del año....

aa mi me encanta cuando me haga una idea de alguien y sorprendentemente descubro que me he equivocado y qeu esa persona es aún mejor de lo que imaginaba! y cuando sucede al revés...pues también es bueno pq aprendes...

aunque lo ideal sería no juzgar, no hacernos una idea de antemano y descubrir a la persona sin prejuicios!

PUArt dijo...

Y que piensas de la afirmación contraria, m'asplico: Si conoces a alguien interiormente primero ¿Te haces una idea física de esa persona?

Yo me quedo con la frase de Einstein

Soñadora dijo...

Puart, pues sí, me hago una imagen física de esa persona. Eso es lo que he hecho, por ejemplo, con todos los blogueros que asomáis por aquí y a los que os leo y no teneis foto en vuestro perfil ni en vuestro blog. Aunque la verdad es que no tengo mucho futuro como adivina de imágenes. Nunca nunca acierto.